miércoles, 15 de septiembre de 2010

Con aroma a toda una vida...

La vida está hecha de momentos, es cierto, pero también está hecha de aromas, cada uno con su historia, con sus llantos, con sus alegrías, con sus miedos. El olor a tierra mojada, por ejemplo, me traslada rápidamente al parque, a la salida de la facu, a charlas de a dos camino a casa, disfrutando del placer compartido que genera sentir la lluvia en nuestro cuerpo, o el olor a abuela, a mi abuela, inconfundible fragancia que, de inmediato, trae su rostro a la memoria. Toda una vida hecha de aromas encerrados en un frasquito que, de repente, destapamos y empiezan a impregnarlo todo, una especie de motor que pone a trabajar la memoria y entonces ahí estoy, buscándote entre una multitud, persiguiendo tu olor, tratando de que no te me escapes, yo sé que estás ahí, es tu perfume, no me equivoco, no lo olvido, aunque quiera, no lo olvido, como tampoco olvido los jazmines que, inevitablemente, me recuerdan a mamá, o el olor a lavandina que me devuelve a aquellos días de hospital, habitación 8, cama 4, gente, llantos, miedo, mucho miedo.... Qué decir del olor a torta frita, tristes, muy tristes recuerdos, tardes de frío que ya no vuelven. Aromas que nos traen a la memoria amigos, amores, desamores, momentos, lugares. Aromas que no se olvidan, que siempre vuelven, el olor a mi ropa, a mi cuarto, a mis queridos libros. Aromas que duelen, aromas que cortan, aromas que tranquilizan, aromas que sangran como el primer día. Aroma a viejo, a pasado, a puertas cerradas, aroma a esperanza, a oportunidad, a presente, a futuro, aromas que ayudan a vivir, aroma a silencio, aroma a promesas, a cumpleaños, a despedidas, a afectos, a mi gente, a la tuya, aroma a chocolate, a mañanas de mates y tortillas, aroma a jardines, a torta de nueces, a caramelos media hora, aroma a los que nos dejaron y a los que siguen, aroma a manzanas verdes, rojas, aroma a desencuentro, a caída, aroma a deseo, a pizza, a tardes de licuado, a bancos de plaza, con facturas y "citric", aroma a distancia, a tierra colorada, a tereré, aroma a historias cerradas, a cosas que no vuelven, a personas que no vuelven, aroma a cine, a pochoclo, a manzanitas acarameladas, aroma a rosas, a claveles, aroma a charlas de colectivo, aroma a barrio, a mi calle, a siestas de verano, a noches compartidas, aroma a madera, a caminatas, aroma a nuestras galletas, aroma a vos, a mí, a todos, a ninguno, aroma a submarino con churros, a frías tardes, aroma a biblioteca, a soledad, aromas...... sólo aromas.

2 comentarios:

Valebé dijo...

Sólo aromas. Pero que forman toda una vida. Yo les doy mucha importancia a los aromas. Justo esta mañana hablaba con un amigo en la facu y le comentaba "hay mucho olor a perfume, creo que es Javi" y él me decía "wow, qué olfato" . Y cuando Javi pasó a 3 metros míos le dije "sí, es Javi". Se sorprendió y comentó que no reconocía a la gente por sus olores, que no sabía si él mismo tenía uno... y le respondí que él es la persona con el olor más característico que conozco en la facultad. Es sólo de él y es el que huelo todos los días. La verdad es que hoy estuve muy perceptiva a los olores.

Toc toc, hola Meli, permiso. Ni te levantes a abrir la puerta, ya entré, espero no molestar :)

Mel dijo...

Sépase bienvenida y no se preocupe, la puerta está siempre abierta :)