martes, 14 de septiembre de 2010

En pleno carnaval

"a veces es dificil ser
y lo que hay no siempre
es lo que es 
y lo que es
no es siempre lo que ves"
(Pedro Guerra)


Lo aparente, lo real, lo que es, lo que no es (aunque me gustaría que sea), lo que tal vez, lo que ya no es, lo que fue, lo blanco, lo negro y también lo gris. Una especie de juego interminable, una pieza de baile en pleno carnaval veneciano. Sé que bajo alguna máscara estás, pero antes tengo que encontrarme a mí, que también estoy. No salto, todavía no salto, y eso que es una de las cosas que mejor me sale, hablo de saltar, claro, porque, para ser sincera, el resultado del salto no es simpre el mejor. Seguramente el problema son estas malditas ganas de ir para un lado y, sin embargo, seguir caminando para el otro, ¿inconscientemente? mmmm.... ¡creo que no! De nuevo lo aparente, lo real, lo que soy, lo que no soy, la que soy, la que no soy. Y ¿quién soy?.
Al final de eso se trata, de una búsqueda, una eterna búsqueda, un laberinto de idas y vueltas y, aunque no siempre se encuentra, está bueno poder encontrarnos, a nosotros mismos, con nosotros mismos y así, frente al espejo, el carnaval termina y la máscara fialmente cae.

2 comentarios:

Zoe dijo...

Ey! Así que estrenando casa nueva??
Me gusta! Está hecha de frazadas con retazos, igual que la mía! :P
Será que somos esa búsqueda, esas máscaras, borradores, cosas a mitad de camino...Y somos las ganas de descubrir quién carajo somos.

Mutuo el gusto de leerse :)

beso

Violeta Color dijo...

oh, pero que lindo.

Sí, cuando logremos dejar caer nuestra máscara, quizás logremos que muchas más caigan en nuestro camino.


Abrazo.
Gracias por compartir.