domingo, 28 de agosto de 2011

"tendrá el cielo tu color"

El nudo en la garganta aprieta fuerte, las ganas de gritar me acompañan
             me despierto y el cuerpo pesa, cada parte siente el dolor, bien adentro, bien profundo ...

Afuera el mundo sigue igual, o así lo percibo, y eso hace todo más difícil ...

Quiero gritar, quiero bajarme, quiero que el tiempo se detenga ...

todo sigue igual ... aún cuando todo ha cambiado por completo ...

Las carcajadas se desdibujan, las tardes de domingo pesan y huelen a tristeza ...

un cielo salpicado de barriletes se derrumba sobre mi ...

tengo un recuerdo ... y otro, y otro, y otro más ...

el llanto se amontona,
asoma,
pero no termina de salir ...

y es que corren vientos de agua,

acá está mi lápiz, el que dibuja sonrisas, más afilado que nunca,
                                                                  más necesario que nunca ...

un silencio inerte se acurruca en mis bolsillos ...

una nube me invade el cuerpo, penetra y se acomoda en mi alma ...

y el frío...
                 el frío me susurra,
me atrapa y no me suelta ...


la profundidad se aparece tentadora, pero siempre me ha gustado la superficie, así que aquí me quedo, haciendo equilibrio ...

la primavera se anuncia,
he visto los primeros azahares...
    estoy a la espera ...

va a pasar ...

                     

3 comentarios:

porcelana dijo...

Dejá de hacer equilibrio! Le dice al oído.
¡Vení, jugá conmigo! Jugá con nosotros…

Inevitablemente, sin hacer esfuerzo,
La primavera llegará…
nada puede contra los azahares…
contra los abrazos....

:) :) :)

Zoe dijo...

Una flor no hace primavera, pero si se la lleva adentro (a la flor, a la primavera), es posible perfumarse un poco los días...
Por los que van haciendo luces a su paso, en su memoria...y por los que aquí estamos, diciendo por lo bajo que estamos vivos y luchando.

un abrazo grande

Valebé dijo...

Yo vengo a dejar un abrazo nomás :)