martes, 21 de diciembre de 2010

La 9 de julio

La calle del azar, de aquel que andaba necesitando, de ese que me salvó y que pedí a gritos antes de cerrar la puerta de mi casa. La calle de los encuentros, de los que sucedieron y de los que quedaron en mi cabeza. La calle donde mi imaginación vuela más alto y más libre, esa misma que no quise dejar de caminar por si en algún momento la casualidad nos juntaba. La calle de las charlas de a dos y también de a una. La calle de los domingos en casa de mi abuela, de vacaciones encerradas entre libros y mates preparando algún final. La calle que me llevaba a lxs amores, a lxs amigxs, a tu casa, que extrañé esos 8 meses. Mi calle, una línea recta que camino todos los días, o casi todos.
Si mi calle hablara podría decir tanto de mí. Les contaría de mis llantos, de mis tarareos, de los cuentos que escribí en mi cabeza y que nadie más conoce. Mi calle podriá hablarles de mis nervios, de los lugares que hacen que el corazón se me acelere y de los que me arrancan alguna lágrima nostálgica, les contaría también sobre esas caricias furtivas, de los besos, de mis enojos.
Mi calle está plagada de recuerdos, se construye con ellos, porque la camino y me camino, me recorro, vuelvo.
La calle donde junté los pedacitos, mis pedacitos, una tarde domingo y te di mis libros, quizás para tener una excusa para un próximo encuentro.
La calle de las tortillas al rescoldo, la calle de las meriendas, la calle del malentendido y el desencuentro... y claro, si era la primera vez.
Mi calle, la que camino para caminarme, porque a mi no me gusta la rutina, pero en este caso no puedo evitarlo.

5 comentarios:

Zoe dijo...

Ey, yo la conozco, linda calle...la calle de todos tus amores, de alguna manera.

un abrazo!

Mel dijo...

Usted la conoce amiga, muchas veces la ha tarído hasta mi puerta :)

Mariana dijo...

qué linda la sensación de que las calles, además de caminarlas una, a veces también pueden caminarla a una... en el sentido figurado de las huellas, las marcas que van dejando en la memoria de cada cual.

un disparador para lindos recuerdos, gracias!

Violeta Color dijo...

Oooh, que hermoso texto.
En definitiva, usted es esa calle.


(y me intrigó el texto carnavalezco del que me habla)


abrazo grando Mel

Valebé dijo...

Y cada uno tiene una de esas calles... con miles de historias, recuerdos, imágenes y personas. Donde nos hicimos y deshicimos.
Un abrazo Mel!