sábado, 16 de octubre de 2010

Y RESULTA QUE SÍ ERA!!!

"Porque el mundo es redondo, nos volveremos a encontrar", te acordás cuando me dijiste esa frase? Yo tengo el momento dibujado en mi cabeza, nítido, como si hubiese sido hace un instante. Vos te ibas, dejabas atrás un mundo para buscar otros nuevos, para encontrar el tuyo, tu pedacito de cielo, para encontrarte y creo que también para perderte. Lo recuerdo tan claro, esa mañana no fue todo lo alegre que debería haber sido, las horas pasaban y yo sólo quería evitar el momento del abrazo, porque tenía un miedo terrible de no poder soltarte, de no querer dejarte ir.
Llegué a tu casa, pasó un tiempo antes de que me decidiera a tocar el portero, no había nadie más y eso fue un alivio porque no tenía ganas de que esa "última" charla fuese grupal. Me senté y me mostraste un puñado de cartas que te habían dejado lxs amigxs. Por un segundo me arrepentí de no haberte escrito ninguna, pero entonces recordé por qué no lo había hecho: no podía, porque el mundo es redondo y yo quería aferrarme a esa frase, yo quería que así fuese, y escribirte no me hubiese ayudado, simplemente no podía, como no pude tantas cosas...
Y te fuiste, te fuiste a hacer tu camino, a andarlo, a transitarlo. Saltaste, te acordás?
De vez en cuando, una ventanita me avisaba que estabas ahí, del otro lado, entonces yo me alejaba, mientras podía me alejaba, hasta aquel día en que atendí el teléfono y vos dijiste: "soy yo" y mi cara se llenó de felicidad y supe que todo estaba bien, que seguías ahí, que me agarrabas la mano, sin importar que un océano nos separase.
Y ENTONCES SÍ, EL MUNDO ES REDONDO
Y ENTONCES SÍ VOLVIERON LOS ABRAZOS
Y a ese recuerdo de tu ida le siguió el de tu vuelta!!!
Porque nos volvimos a encontrar, porque jamás nos perdimos.
 

3 comentarios:

Zoe dijo...

Allá, cuando dicen 'te extraño' dicen más bien 'me hacés falta', y sin que pase mucho tiempo una entiende cabalmente ese sentido...
Cada viaje es un regreso más, y es una suerte volver cuando hay tantas cosas buenas que esperan.
No fui yo quien inventó lo del mundo redondo, claro, pero lo creo como si la vida me fuese en eso, porque ya lo puse tanto a prueba, y nunca me falló.

Muchas gracias!

el mundo es redondo.

Kristel dijo...

perder y ganar, perderse y encontrarse, marcharse y regresar... al fin y al cabo, vivir, todo dentro de un mismo círculo
:)

gracias por tu visita

Dany dijo...

Y resulta que me encontré con este escrito tuyo, y resulta que me recordó a una vieja película brasileña, "Pixote", donde el pendejo (el del título, que creció en reformatorios y en las calles) escribía al final en una pared: "El mundo es redondo como una naranja".
Saravá, Melina :)